19 may. 2014

La hora del amor


Cuando me fui a vivir a Hermosillo, una de las cosas que más disfrutaba era ir a mirar las puestas de sol al mirador del cerro de la campana. Allí me encontré aquella vez a esta pareja, antes de que el gobierno de Sonora pusiera esos horribles barandales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario